Todo el mundo se pregunta por qué se implanta ahora el control horario del profesorado

¿Cuáles son las verdaderas razones de la implantación del control horario?, ésta y otras muchas preguntas se hace el profesorado de nuestra universidad en relación con esta medida. Intentaremos ir respondiéndolas.




El pasado 4 de marzo el Consejo de Gobierno aprobó la implantación del control horario para el profesorado de la Universidad de Granada. Muchas son las cosas que se han dicho al respecto, pero todavía quedan muchos detalles por aclarar.

Nadie está en contra de que se controle el efectivo cumplimiento de sus obligaciones docentes por el profesorado, pero todos y todas nos preguntamos por qué la Inspección de Servicios no ha hecho nada cuando ha llegado a su conocimiento el incumplimiento  por una persona en concreto, y sin embargo ahora se empeña en imponer un control horario para todo el profesorado.

Si, como nos dicen, la intención es asegurar que el alumnado recibe las clases a que tiene derecho, la universidad tiene mecanismos suficientes para actuar cuando tiene conocimiento de un incumplimiento puntual.

Como no lo ha hecho, hemos de pensar que las razones son otras. Quizás ha recibido algún tipo de presión por parte de la Junta de Andalucía para implantar el sistema de control horario. Ésta podría ser la razón verdadera, puesto que hemos tenido conocimiento de que también en las restantes universidades andaluzas se ha implantado o se quiere implantar un sistema de control horario para el profesorado.

Y qué razón puede tener la Junta de Andalucía para ello. Todo son conjeturas, pero puesto que no vemos razones de tipo práctico sólo nos queda pensar que pueda ser una medida igual de inútil que fue en su momento la implantación de la evaluación docente del profesorado, medida que se puso en marcha en en todas las universidades andaluzas por indicación de la Junta.

Y para qué ha servido la evaluación del profesorado. Nadie lo sabe, nunca hemos visto ninguna consecuencia efectiva salvo una, la ingente cantidad de dinero que desde los presupuestos de las universidades andaluzas se ha trasladado al Centro Andaluz de Prospectiva.

Por eso nos preguntamos cuánto tardaremos en ver cómo nuestra universidad declara la imperiosa necesidad de adquirir algún carísimo sistema que permita “gestionar adecuadamente" el control horario del profesorado: un sistema de control biométrico o de apertura electrónica de todas las aulas, o un programa informático para procesar la enorme cantidad de hojas de firmas que se pueden generar.

En definitiva, se desconocen las verdaderas intenciones de la implantación del control horario del profesorado pero es una medida que traslada a la opinión pública la idea de que el profesorado de la Universidad de Granada no cumple con sus obligaciones docentes. Por eso ha generado tanto malestar.

Acceso a Revista El Dardo




Facebook

 

Afiliate

Formación

APP CCOO DE LA UGR

DESCARGAR APP CCOO DE LA UGR
Qr Code