EL GOBIERNO RECTIFICA: LOS CONTRATOS PREDOCTORALES VOLVERÁN A SU CÓDIGO ORIGINAL

 
El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha rectificado y restablecido para los contratos predoctorales la situación anterior:
  • El 3 de marzo, emitió un comunicado  restituyendo el código 401 a los contratos predoctorales.
  • Dos días antes, el 1 de marzo, había hecho público otro comunicado  manifestando que "devolverá" al personal investigador el derecho a la tarjeta sanitaria europea.
Indudablemente estas dos medidas suponen un éxito.
 
Un éxito para el movimiento Dignidad Predoctoral, para la Asamblea de Contratadas/os Predoctorales de Granada y para CCOO, que puso en marcha la denuncia del cambio de código y de sus consecuencias.
 
Pero, aunque las autoridades se han dado bastante prisa en intentar desactivar el movimiento reivindicativo que se ha organizado, la cosa no queda aquí.
 
El colectivo Dignidad Predoctoral/Asamblea de Contratados y Contratadas Predoctorales de Granada ha emitido un comunicado recordando el resto de sus reivindicaciones:
  • El contrato será de duración determinada, con dedicación a tiempo completo. Esto excluye los contratos en prácticas (código 420) asignados hasta ahora y permite la contratación por obra y servicio (código 401).
  • Debe contemplar todos los derechos laborales derivados de un contrato con dedicación a tiempo completo.
  • Debe contemplar el derecho a indemnización por fin de contrato, tal y como se establece en los contratos con dedicación a tiempo completo (como es el caso de la codificación por obra y servicio, 401).
  • La retribución de este contrato no podrá ser inferior al 56 por 100 del salario fijado para las categorías equivalentes en los convenios colectivos de su ámbito de aplicación durante los dos primeros años, al 60 por 100 durante el tercer año, y al 75 por 100 durante el cuarto año. Tampoco podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional que se establezca cada año, según el artículo 27 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.
  • Incluir en el convenio colectivo del personal docente e investigador las condiciones de las/os trabajadoras/es predoctorales.
Lo cierto es que el cambio de código, con su carácter arbitrario y el oscurantismo con el que se ha llevado a cabo, ha puesto de manifiesto el plus de precariedad del personal investigador y ha despertado en el colectivo la conciencia de que es necesario pelear por las propias condiciones de trabajo.
 
Este movimiento ha comenzado a extenderse al resto de personal investigador postdoctoral y en particular a los contratados y contratadas de programas Ramón y Cajal, Juan de la Cierva, etc., que, pese a ser programas de alto prestigio, colocan igualmente a sus beneficiarios en unas condiciones de trabajo deficientes.
 

Acceso a Revista El Dardo




Facebook

 

Afiliate

Formación

APP CCOO DE LA UGR

DESCARGAR APP CCOO DE LA UGR
Qr Code